viernes, 28 de noviembre de 2008

Dan Osman

A este hombre le apodan el kamikaze de la escalada... Y si ben es cierto que yo la primera vez que le vi me pareció un temerario, después de conocer un poco más sobre él resulta que es un alpinista muy especial. Aunque eso no quiere decir que realmente no esté como un cencerro.
En una exposición en la librería desnivel sobre una ascensión a no se que montaña, tuvieron problemas y les tocó improvisar un vivac en la cumbre sin apenas medios, con la desagradable situación que eso supone (A algunos nos suena eso...). Y en las diapositivas que estaba pasando explicaba "En aquel momento solo pasaban por mi cabeza tiempos mejores" y la secuencia de diapos: Foto de la cumbre, foto de ellos dos montando el vivac improvisada, foto de ellos dos de fiestón con cubatas en la playa...

En fin que el tío es un cachondo y está como un cencerro, pero tiene capacidades para la escalada que ya las quisieran algunos, y los retos que se propone son cuanto menos espectaculares. Por ejemplo aquí se escala 400 pies en apenas 4 minutos y medio...



... Ah! Y el detalle, SIN CUERDAS!


(A mi hay un momento que se me encoje el corazón cuando salta para agarrarse a un saliente... buf!)

martes, 25 de noviembre de 2008

viernes, 21 de noviembre de 2008

Vuestros hijos

Hace tiempo escuché en un capitulo de la Juez Amy una poesía sobre los hijos, en el capitulo venía mucho al caso y entraba muy bien.
Hace poco recordé la poesía y la he buscado por la web.
Se la dedico a todos los padres que supieron que su misión era conseguir que sus hijos lograsen sus propios sueños y no el que alguna vez ellos quisieron, dedicada a todos aquellos padres que hablan orgullosos de sus hijos por lo que son en si mismos y no por lo que ellos han logrado sacar de sus hijos.
Se la dedico también a todos los padres de los niños con los que trabajo, por que son padres y también se equivocan, para que la tengan presente si alguna vez la pueden leer. Y también se la dedico a los que serán padres y tienen miedo de como hacerlo.
Y por supuesto también se la dedico a mi madre.

Vuestros hijos no son vuestros hijos, son hijos e hijas de la vida. Vinieron a través vuestro, pero no os pertenecen.
Podéis darles vuestro amor, pero no vuestros pensamientos - porque ellos tienen sus propios sueños.
Podéis proteger sus cuerpos, pero no sus almas - porque sus almas habitan la casa del mañana, que ni en sueños vosotros podéis visitar.
Podéis intentar ser como ellos, pero intentéis hacer que se comporten como vosotros, porque la vida no retrocede, ni se deja seducir por el día de ayer.
Vosotros sois el arco donde vuestros hijos, como flechas vivas, son impulsados hacia adelante; dejad que la mano del Arquero trabaje, porque así como Él ama la flecha de vuela, también ama el arco, que permanece estable.


Khalil Gibran

miércoles, 19 de noviembre de 2008

Si Peter Pan viniera...

Siempre me gustó Peter Pan, incluso aunque durante algún tiempo renegase de él. Creo que esta escena dice mucho sobre la historia personal de cualquier persona, sobre sueños, deseos, recuerdos, alegres y tristes, sobre viejas que nunca volvieron a surcar los cielos con Peter Pan, sobre "Peter Panes" que decidieron dejar de volar y que luego recordaron, sobre Campanillas que siguieron viviendo aventuras por encima de cualquier cosa, sobre ventanas abiertas y sobre regresos y dedales que "parten el corazón"...



Y es que a veces hay motivos, más grandes o más pequeños, que nos hacen olvidar a Peter Pan y el país de Nunca Jamás. Lo importante del todo es saber volver de vez en cuando allí y no olvidar que siempre hemos tenido una doble vida.


...


No cerreís vuestras ventanas

martes, 18 de noviembre de 2008

Contra el tiempo


Acabo de ver esta imagen y mi cabeza se ha puesto a producir...
Por lo pronto hoy te vencí. Y te he robado una hora más para poder dormir, o casi solamente para poder mirar el techo en silencio, pero al fin y al cabo una hora para mí.
Y ahora me queda una hora entera antes de ponerme con la siguiente tarea de esta mañana, luego ya son dos a cero lo que te gano, pequeño granuja con manecillas.
Pero lo mejor de todo es el As que tengo guardado en la manga, es mi última baza, y se que no la usaré hasta el final de la partida, pero sin embargo se que llegará y efectivamente te habré vencido del todo, y entonces, cuando todas mis preocupaciones se reduzcan a cuántos kilómetros quedan o a cuánto esta de alto el sol, cuando no me tenga que preocupar de si es la hora de comer si no de si tengo hambre, cuando me suba en el barco pirata del Capitán Hook a jugar con mis niños perdidos y no tenga más obligaciones que disfrutar. Entonces podré descolgarte de mi muñeca, lanzarte lejos cuando suene tu triste tic-tac y afirmar como declaración de guerra ganada: "Te vencí tiempo"

...

Aunque en el fondo nunca fue una victoria de guerra si no solamente una batalla, pues en Septiembre volverá la revancha...

Un beso enorme a tod@s los que corréis de arriba para abajo por esta ciudad, peleando contra el tiempo y robándole horas al sueño. Nuestra recompensa esta cerca.

miércoles, 12 de noviembre de 2008

martes, 11 de noviembre de 2008

Nunca llueve eternamente



Para todo lo que pueda significar, nunca llueve eternamente...

lunes, 10 de noviembre de 2008

Hambre de vida

Llevo varios días como tontorrón, me afectan las cosas más de lo normal y me planteo problemas muy grandes, que se escapan en la mayoría de los casos a mis posibilidades de resolución. No lo cuento en plan mal, no me esta afectando negativamente si no todo lo contrario, todo esto esta provocando que tenga muchas ganas de hacer cosas y sobre todo de pensar como hacerlas. Aunque es complicado...
En fin que últimamente cualquier peli, o cualquier conversación, o las noticias del telediario me hacen darle a la bola y sentir cosas, y de los sentimientos salen ideas y en muchos casos sueños, inútiles y poco efectivos, pero al fin y al cabo caminos para llegar a algo, o más bien ese algo en si mismo.
Es cierto que a veces "me subo al guindo", y desde allí arriba poco se puede hacer con el mundo de a pie, pero a veces se ven cositas que son muy útiles cuando se vuelve a bajar a la tierra. Cositas como cuentos que te hacen soñar y pensar, cositas como grandes hombres que dieron su vida por una causa y se convirtieron en ¿héroes, lideres?, cositas como principios que descubrir y que de pronto marcan tu vida... no sé, cositas.

Y poco a poco esas cositas despiertan el hambre que hay que saciar:

Cuento cuentos y mentiras, que si la gente ya no calla,
que la victoria está cerca,que no ha acabado la batalla,
que tod@s somos herman@s, que la lucha es nuestra vida,
que el amor es solidario, que la pelea no está perdida,
que mi casa es la tuya,que te quiero como a un/a hermano/a,
que siempre hay tiempo para todo, que nos vemos a diario,
que nunca nadie está sol@, que nos dejan acercarnos,
que no hay cri@s sin cariño, que no hay viej@s amargados.

Piénsalo tu mism@ y di si lo que digo no es morir;
y es que mi vida no es vivir.
Tengo sed de besos, hambre de abrazos,
melancolía del pasado y desinterés por el futuro;
tengo hambre de Vida.

Me pregunto si es de día, me pregunto si es de noche,
si es muy tarde o muy temprano para hacer este derroche
de verdades arriesgadas,de ilusiones ya pasadas,
de canciones nunca escritas, de canciones ya olvidadas.

Que tenemos tiempo de ocio, que siempre hay algo en la cocina,
que lo que hay es lo que quieres,que la utopía es utopía,
y que si esto nunca cambia la culpa sólo será nuestra,
que no salimos a las calles, que ya no existe la revuelta.

Piénsalo tu mism@ y di si lo que digo no es morir;
y es que mi vida no es vivir...

MP3
A veces el "Guindo" se vuelve real, se materializa en forma de un lugar, de un momento, las olas del mar de los cuentos casi se pueden oír a tus espaldas, el tiempo se detiene, y la luz solo ilumina los arcos que uno quiere ver. A veces, y muy rara vez, esos momentos se dan acompañados y alguien vive el momento contigo, a veces, y solo muy poquitas veces, encuentras a personas con las que sabes que sí que es posible.

Hace poco tuve uno de esos momentos:

sábado, 1 de noviembre de 2008

Yo no quiero contigo ni sin ti



Yo no quiero un amor civilizado,
con recibos y escena del sofá;
yo no quiero que viajes al pasado
y vuelvas del mercado
con ganas de llorar.

Yo no quiero vecínas con pucheros;
yo no quiero sembrar ni compartir;
yo no quiero catorce de febrero
ni cumpleaños feliz.

Yo no quiero cargar con tus maletas;
yo no quiero que elijas mi champú;
yo no quiero mudarme de planeta,
cortarme la coleta,
brindar a tu salud.

Yo no quiero domingos por la tarde;
yo no quiero columpio en el jardin;
lo que yo quiero, corazón cobarde,
es que mueras por mí.

Y morirme contigo si te matas
y matarme contigo si te mueres
porque el amor cuando no muere mata
porque amores que matan nunca mueren.

Yo no quiero juntar para mañana,
no me pidas llegar a fin de mes;
yo no quiero comerme una manzana
dos veces por semana
sin ganas de comer.

Yo no quiero calor de invernadero;
yo no quiero besar tu cicatriz;
yo no quiero París con aguacero
ni Venecia sin tí.

No me esperes a las doce en el juzgado;
no me digas “volvamos a empezar”;
yo no quiero ni libre ni ocupado,
ni carne ni pecado,
ni orgullo ni piedad.

Yo no quiero saber por qué lo hiciste;
yo no quiero contigo ni sin ti;
lo que yo quiero, muchacha de ojos tristes,
es que mueras por mí.

Y morirme contigo si te matas
y matarme contigo si te mueres
porque el amor cuando no muere mata
porque amores que matan nunca mueren.