martes, 14 de abril de 2009

Ay mi pescadito!



Ay! mi pescadito deja de llorar
Ay! mi pescadito no llores ya más...

Hizo bizcochos y al mar los tiró
ya junto al barco ni un pez se acercó.
Ay! mi pescadito deja de llorar
Ay! mi pescadito no llores ya más...

Le dijo al Bonito con tino y ardor
"si tu eres bonito yo soy una flor"
Ay! mi pescadito deja de llorar
Ay! mi pescadito no llores ya más

Aunque jamás tenga dinero
me siento feliz y muy contento

Existe una escuela en el fondo del mar
todos los pececitos van allí a estudiar.
En los libros aprenden el cebo a picar,
sin dejar que el hocico se enganche al tirar.

Ay! Mi pescadito no llores ya más
porque una ballena un día serás.
Con aletas y cola para navegar
y también unas alas para ir a volar.

Ay! mi pescadito deja de llorar
Ay! mi pescadito no llores ya más...

Y si no la habéis visto jamas se llama "Capitanes Intrépidos" y es una de las indispensables. Escuche muchas veces esta canción de pequeño, y cuando de mayor volví a ver la película me encantó... supongo que la idea que tengo de un buen educador es precisamente la de Manuel, el hombrecito del organillo.
Ay!! que recuerdos...

5 comentarios:

Fran Miguel Lara dijo...

Hola, buscando la letra de esta canción he venido a parar a tu blog. Me ha venido fenomenal. Estoy de acuerdo con tu idea de cómo debe ser un educador. Ojalá todos fueran como Manuel, el maravilloso personaje de Spencer Tracy. Un saludo. Fran

Anónimo dijo...

Pues mira yo he ido parar aqui porque me cantaba esta canción mi padre, profesor de profesión, fallecio siendo yo joven y no sé... estoy nostalgica.

Anónimo dijo...

Es una pelicula q todos los niños deberian ver.

Anónimo dijo...

Siempre ha sido una de mis películas favoritas, desde bien pequeña. Que recuerdos, y que lagrimones se me caían con Manuel y su corazón de oro. Ya no solo educadores, ojalá la mitad de las personas tuvieran una bondad parecida a la suya y un pensamiento como el de él. Y ya ni hablar de la forma de enseñar al pequeño.

Jesús González García dijo...

Sobre la canción "¡Ay! Mi pescadito" de esta película, he podido leer que es una melodía catalana "Le noi de la Mare". He de decir que sí puede que tenga algún parecido en alguna semifrase melódica o acorde, pero para nada es dicha canción.

Investigando más he leído que hay quién dice que es la obra "Gaita" o "Gaitas" del compositor español barroco Santiago de Murcia (Madrid, 1673 - Ibíd 1739). Pues teniendo aún más parecido que la anterior melodía catalana, tampoco es del todo exacta.

Donde sí he encontrado esta canción, cuya melodía coincide exactamente, es en la provincia de Burgos (España). En este caso aparece como melodía popular pero, al menos la que he podido encontrar, es un villancico o canción navideña: "¿Quién quiere entrar?". Aparece en el Cancionero Popular de Burgos de Miguel Ángel Manzano (tomo VI, página 188, melodía 1385), recogido en la localidad de San Miguel del Pedroso y actualmente lo canta y baila coreográficamente el "Grupo de Danzas Burgalesas Tierras del Cid" (Círculo Católico de Obreros de Burgos) de la ciudad de Burgos.

El texto del villancico es:
¿Quién quiere entrar
a adorar al Niño?
¿Quién quiere entrar
al Niño adorar?

En un portal de Belén
ha nacido el Niño Dios;
ni cuna tiene, ni casa,
¡cuanta pobreza, Señor!

¿Quien quiere entrar...?

A las doce de la noche
en un mísero portal
ha nacido el Prometido,
el Cordero Celestial.

¿Quién quiere entrar...?


Nota: Pondría copia de la partitura pero no consigo insertar la imagen.