jueves, 23 de agosto de 2007

Mensaje en una botella



Después de varios días "encerrado" en una isla desierta del Pacífico, de esas que miden cinco metros por cinco metros y en las que solo hay una palmera, me decido a tirar un mensaje dentro de una botella. El mensaje dice así:

"Querido lector/a:

Hace ya varios días que me encuentro en una situación a la cual llegué de manera desafortunada, andaba buscando la libertad de poder encontrarme en un lugar como este, en el cual solo yo fuese el protagonista y tuviese libertad, pues el antiguo lugar en el que estaba antes resultó no ser mi lugar, a pesar de ser un lugar fantástico, yo ya no estaba hecho para encontrarme allí.
Así pues, de golpe y porrazo, me decidí a hacer una embarcación, de esas que te hacen moverte de un lugar a otro y cambiar de sitio y las cosas. Normalmente cuando uno hace una embarcación de este tipo, se toma su tiempo, ata bien los cabos de la embarcación, nivela babor y estribor para poder manejar el timón, y cuida de no olvidar agujeros por tapar en la bodega que puedan hacer zozobrar al barco. Yo no.

Así pues en el momento en que el mar estaba en un día difícil para navegar, pues tampoco se me ocurrió mirar el tiempo, y con el barco más endeble con el que jamás se haya navegado, me lancé en busca de una isla de la que ser el único habitante, participante y protagonista de toda su historia.
Como era de esperar, no tardé más que 7 minutos de reloj en irme a pique, en un momento me quedé sin sustento bajo mis pies, y me hundía en turbulento remolino de ansiedad e incertidumbre...

Cuando desperté de todo esto y me di cuenta de la situación en la que realmente estaba, podían haber pasado perfectamente 4 días... Bien, allí estaba, por fin en mi isla, siendo el protagonista de mi mismo, y la sensación que me invadió fue totalmente de soledad, de vacío, algo de el otro lugar en el que estaba antes no estaba ahora y el hecho de no poder tenerlo me hacía no encontrarme bien. Debía salir de este lugar, pero no podía volver al otro, ya no.

He esperado, todo lo que he sido capaz, en este tiempo he recibido cartas y mensajes desde mi antigua ubicación, mensajes que me han hecho sentirme reconfortado por una parte, por otra intensificar la situación, y por otra han sido aclaratorios. Después de leer esos mensajes, de pensar y de observar el mundo desde la más absoluta reflexión (porque apenas hago nada más que eso y tomar el sol, es decir nada.) me he dado cuenta que debo construir otra embarcación, esta vez esperare meses si hace falta para construirla, pero quiero hacerla bien, no quiero quedarme ni un minuto más en esta isla deserta sin hacer nada para solucionarlo, esta vez no habrá errores, y pensaré muy bien antes el rumbo que voy a tomar y si quiero llegar allí realmente.

Mi nuevo barco se llamará Amistad, recorrerá muchos lugares, entre ellos el lugar en el que estaba antes de esta isla, también recorrerá lugares que hacía mucho no visitaba, e incluso espero que haga un viaje a mi propio interior, pues al final de todo lo que creo es que siempre he querido ser capitán de barco.

Este es mi mensaje en botella, en el pido a todo el mundo disculpas por haber hecho aquel barco tan mal y haber sido tan egoísta, y pido a todo el mundo que me ayude con lo que pueda a construir mi barco nuevo, "la amistad", prometo ir a visitar con mi barco a todo el que me ayude.


Fdo: El Niño Elfo."




















N.A.: He intentado escribir un cuento metafórico autobiográfico, que alguna vez me han salido bien, pero rodeado de golpes de una obra y de gente hablando y gritando que no respeta la intimidad de nadie!!! y este tipo de cosas distraen un poquito para escribir, así que no se como habrá quedado esto.

3 comentarios:

Ramiro dijo...

No hace falta hacerse cabra para disfrutar de la montaña, no hace falta hacerse naufrago para naufragar... Creo que todos de vez en cuando naufragamos, aunque gran parte de las veces ni nos enteramos... y gran parte de las veces no mandamos mensajes en botellas, pero tu no, y tienes suerte porque creo que tengo por ahí unas maderitas que ahora no uso, y también unas grandes lonas que podrían hacer de velas... son tuyas ;)
Oye, a ver cuando nos vamos de regata, o nos programamos algo, o nos vamos de grogs!! jejeje... Un saludete Pape, luego te llamo!

RAmi =)

P.D: ¿Para cuando tu libro Alejandro Bucai? A mi me parece que esta muy bien bucanero!

lunática dijo...

http://palabraslunaticas.blogspot.com/

lunática dijo...

Entra en Palabra de Lunática, tu mensaje ha sido recibido...