martes, 6 de enero de 2009

Queridos reyes magos

Queridos reyes magos:

Os escribo un día despues de vuestra llegada, al igual que el niño de gomaespuma, pero no para meterme con vosotros si no para daros las gracias.
No se trata solo de daros las gracias por los regalos materiales (Pedazo de cepillo de dientes eléctrico que creo que me va a hacer hasta la cama!!), que también, si no por un montón de cosas que traeís todos los días, por un montón de cosas que haceis durante todo el año sin que me dé cuenta, sin necesidad de que me porte bien, simplemente por que sois magos, y por que empiezo a pensar que no sois solamente tres si no un montón de personitas que me rodean.

Cuando era pequeño recuerdo que había un agujero en la pared del baño de mi casa (típico golpe que dejó una marca honda) y mi madre me decía siempre que era un agujero por donde los reyes magos miraban y me veían siempre, empiezo a comprender que en parte siempre me han mirado. Y que cuando las cosas no han ido especialmente bien, cuando hay problemas o simplemente las cuestas arriba son muy hacia arriba (o muy hacia abajo), siempre ha habído algun rey mago o alguno de sus secuaces haciendo que las cosas no fuesen tan chungas, o preocupandose de mí.

Ya veis, hace unas semanas solo veía las cosas turbias que me rodeaban, hoy también las veo, pero también veo el esfuerzo de todos los que me rodean, y sobre todo la otra cara de la moneda, no va todo tan mal como a veces parece, solamente que la montaña rusa me pasa por las bajadas como a todo el mundo y necesito de todos vosotros para subir.

Gracias reyes magos, gracias por haberme proporcionado amigos que siempre están ahí, aunque desaparezca, aunque no les llame, aunque no salga a la montaña con ellos, aunque no les trate bien y les grite, aunque no les pida ayuda, aunque no me preocupe por ellos... gracias por haberme proporcionado personas que aunque no me porte bien siempre responden y siempren están ahí, y guardan la mejor de sus sonrisas para los momentos más oportunos (buenos y malos). Siempre me he alegrado de poder decir que tengo muchos AMIGOS de verdad, que superan lo que podría contar con los dedos de las manos, hoy me doy cuenta de lo que eso significa y del tesoro que tengo.

Otro regalo que siempre me ha acompañado desde que existo, y aunque no sea el mejor modelo y aunque las cosas no hayan salido como se esperó en un principio, tengo una familia que me quiere, y personas que apesar de todo lo malo que pueda ocurrir se niegan a dejarlo pasar y luchan por mantener y sacar a flote a cualquiera de los otros cuatro que formamos el barco... cosa que yo hace mucho tiempo dejé de hacer, y sin embargo tengo dos hermanos que aunque a regañadientes a veces, siempre se vuelcan por cualquiera de los dos sacrificando muchas cosas, y sobre todo tengo una madre la cual es puro sacrificio incondicional y amor constante hacia todos nosotros, a veces no me doy cuenta de lo que hace y de lo que significa que esté ahí, siempre, dejandonos hacer, crecer y cumplir nuestros sueños, habiendo dejado ella los suyos de lado por nosotros, luchando por no dejar que mi padre se convierta en un desgraciado, por que nosotros tres podamos tener todo lo que necesitemos, por que mi abuela tenga un final de vida digno... creo que nunca podré devolver todo lo que ha hecho por nosotros y creo que muy pocas veces valoro lo que realmente significa.

De mi padre... no sé, supongo que hay algo de Big Fish en todo esto que me hace no poder odiarle del todo y que me quede algo allí donde está el.

Gracias porque hace ya 11 o 12 años que me regalasteis, un verano de la mano de mi amigo Rafa, la mejor experiencia de mi vida que se ha ido repitiendo, por darme un lugar en el que me he desarrollado y por el que soy como soy gracias a ello, por darme la posibilidad de amar la naturaleza, por conformar mi forma de pensar, por hacerme entender lo que es una promesa, y por que de alguna manera creo que es lo que mejor se hacer y parece que enfoqué mi vida hacia seguir siendo scout el día en que decidí que quería ayudar a las personas y me pareció que enseñar no era una mala forma. Por que creo que no podría ser quien soy si no hubiese sido gracias a los scouts, y me gusta lo que los scouts hicieron de mi.

Gracias Reyes por haberme permitido disfrutar de lo más alto, por haberme encontrado un lugar en las cimas y dos compañeros estupendos para llegar a ellas, porque la noche de San Lorenzo en la cima del Naranjo de Bulnes creí que no bajaba, y también comprendí que aquello forma parte de mi. Nunca he visto una lluvia de estrellas tan especial como aquella, y no creo que mucha gente haya podido tener un regalo de reyes como ese.

También gracias por esa capacidad para escuchar sonidos, armonías, y no solo me refiero a la música y la satisfacción eterna que me provoca la guitarra, si no a encontrar la armonía en palabras, en historias, en libros, en películas, en los acontencimientos de otros... creo que siempre tuve la suerte de saber escuchar, y espero no perderla nunca.

En fin, supongo que siempre he tenido los mejores regalos de reyes que hubiese podido desear cualquier persona, solo que nunca me paré a pensarlo. Muchas veces es más sencillo ver solo la parte negativa y lamentarse y no pensar en las cosas buenas.

En muchas ocasiones el momento por el que uno está atravesando hace de gafas por las cuales se observa el mundo. Aunque a veces me queje eso no significa que sea una de las personas más afortunadas del mundo.

Mi último gran regalo de reyes vino en verano, es un regalo que tengo muy claro que es perfecto, (si ya se que no hay nada perfecto, pero si perfecto para mi). Hace que sonría, hace que me de cuenta de que se me quiere, es un regalo que quiere pasar todo el tiempo del mundo conmigo, y que cuando no puede ser, lo está igualmente porque me acompaña a todas partes y me hace querer ser mejor persona, LA mejor persona, porque mi regalo solo puede ser para LA mejor persona. Es un regalo que me hace soñar, que me baja a la tierra, que me da fuerzas, que me completa. Supongo que es tan importante para mi que no me imagino ya de otra manera, y aunque me pueda imaginar no quiero hacerlo.



La mayor de mis sonrisas para todos los reyes magos que me rodean, porque sois vosotros quienes teneis la capacidad de hacerme sonreir y de hacerme feliz.

Pape.

3 comentarios:

Edu dijo...

habria que dar las gracias a los reyes por traerte a ti de regalo, aunque me han enseñado que no hay que dar las gracias... pero tienes que saber que tu también aportas mucho, así que bueno, a seguir disfrutando de tu compañía siempre que se pueda, con todo lo que ello conlleva.

yo ya me considero tu almohada cuando viajamos ;)

un abrazote ratón!

Anónimo dijo...

Me encanta verte así, me hace feliz ver que detrás de unos ojos tristes siempre reside ese corazón k no deja de latir y que en cuanto destuerce la esquina se endereza el también!! mola verte así y que compartas esa alegría con todos!

Un abrazo grande, nos vemos pronto k aún quedan unas cañas x celebrar!!

P.d tienes k decirme lo k te han traido los reyes xk kiero pa mi! y te pille la poli!

Sebo

LEPRE dijo...

joooooooooooo Pape...


TÚ eres el Rey Mago más grande de todos!!!!!!!
por mucho que digas que no...
conozco muy pocas (por no decir ninguna) personas como tú... que tengan ese don que tú dices para escuchar.. y no sólo escuchar.. sino ENTENDER y ayudar...
que es lo más complicado...

Que tú eres el ejemplo más claro que debería mostrarle al chupicuaderno para que siga mis 10 consejos...

Que tú eres ese amigo que nunca tendré pero que es tan bonito verte en la distancia que creo que explotaría de estar más cerca...

Que aunque no "brillemos por nuestra unión"... Tú sólo brillas por los dos, por tres, y por 100000000000000000000000000000000000000000000000000000000 personas más... (bueno, tal vez alguna más o alguna menos..)

Porque.. ¿quieres que me ponga poética? porque tú eres la luz que ilumina mi mundo en los momentos más oscuros... y no pura metáfora... recuerdo aquella noche en un campamento en que sólo era capaz de ver aquella luz a lo lejos (a unos 5 metros) que eras tu con tu linterna... de hecho, MI linterna...
pero es cierto, cuando me encuentro en uno de esos momentos súper depres en plan de antes de la regla y eso... siempre pienso... ¿qué diría Pape en este caso? (sí, digo qué diría y no qué haría, porque lo que haría, evidentemente, sería perderse...)
y entonces se me enciende la lámpara (que por cierto, se me está fundiendo la bombilla)y sé continuar... y vale que muchas veces me equivoco... Pero es el hecho de seguir lo que importa...


así que...
bueno...
perdona mis biblias momentáneas, pero esque me emociono...


y hoy no te diré que vivan los caramelos de naranja... hoy te diré...

Viva el más grande de los Reyes Magos!!!

tequero Pape...
un bezo de vaca!!