jueves, 31 de enero de 2008

Pensamientos noctámbulos

Buah! Tengo esto últimamente abandonadísimo, hacía bastante que no entraba a leer blogs y he podido comprobar que la mayoría de la gente sigue de exámenes (como yo) y que en general no hay mucho nuevo, excepto el maldito ingeniero de telecomunicaciones, que no se de donde saca el tiempo para escribir, que volvió a sorprenderme con algo bueno. Ésta vez de la mano de Neruda.

El caso es que después de cambiar el ciclo del sueño no hay forma de cerrar los ojos (y eso que mañana tengo examen) y la cabeza da vueltas a un montón de cosas. Cosas buenas que me han pasado estos últimos días estudiando en la biblioteca (encuentros), cosas no tan buenas (desencuentros), cosas que he y estoy echando mucho de menos (charleta con los amigos, escalada, pinta irlandesa), cosas que he dejado aparcadas (buscar un sitio de campamento), cosas que se llevan repitiendo mucho durante estos días (las canciones de la kissfm) y también, ¿porqué no?, cosas que he estudiado hoy.

Se trata de una asignatura un poco abstracta, Deontología de las profesiones educativas, pero que me ha encantado pues me ha hecho reflexionar mucho y creo que en algunos aspectos incluso algo a cambiado de mi. Intentaré no comerme mucho la olla para no liar el post.
Todo esto trata de como debemos responder ante las decisiones educativas, de cómo debe ser la respuesta ética, y se hace un análisis de como funciona la ética en las personas. Mi tan odiado en segundo de bachillerato Kant, opinaba que mediante el perfecto uso de la razón, y esto era alejándola de cualquier sentimiento o afecto del ser humano, se podía llegar a una idea que surgía como imperativo (ese palabro quiere decir que manda) que nos haría distinguir entre el bien y el mal, y que como todo el mundo quiere el bien nos llevaría a responder éticamente.
Qué iluso ¿verdad?
El caso es que como respuesta a esto surgen otras corrientes que basan la respuesta ética en los sentimientos y en la afectividad (entienden que no hay principios universales y que es relativo, que en cada caso y situación una misma respuesta puede ser ética o no serlo) Y ya como resolución final del tema nos plantan algo así como lo mejor y más avanzado a lo que se ha llegado es a gobernar la afectividad mediante la razón para dar una respuesta ética... (más o menos)

Pues bien a mi me parece que esto es no mojarse mucho, es como querer el viaje a Benidorm y el coche, por si algo sale mal. Al adoptar esta postura se corre un riesgo muy grande, y es llegar a conseguir dominar a los sentimientos mediante la razón, entonces se deja de sentir, y la razón contesta a todo, ya no hay ética si no leyes legales que responden a qué está bien y qué está mal, ya no hay ambiciones ni retos, si no proyectos que acabar y una vida marcada y programada para el resto de tu tiempo, los amigos dejan de ser importantes porque ya solo obstaculizan tus metas, aprender empieza a resultar secundario porque lo urgente y fundamental es obtener un título, y lo que le pase a los demás ya no importa nada porque habremos perdido la capacidad de sentir por el otro y estar vivo... estar vivo no significará la vida si no respirar.

Pero bueno, menos mal que a ningún loco se le ocurriría basar lo que está bien o mal solo en lo que ha aprendido sobre el bien y el mal y no sobre lo que le hace sentir ¿no? Sería horrible.

Os cortoypego del blog de Rami las instrucciones de cómo no morirse lentamente de Pablo Neruda. Mucha suerte con los exámenes que queden y no dejéis de sentir:




Muere lentamente quien se transforma en esclavo del hábito, repitiendo todos los días los mismos trayectos, quien no cambia de marca, no arriesga vestir un color nuevo y no le habla a quien no conoce.


Muere lentamente quien hace de la televisión su gurú. Muere lentamente quien evita una pasión, quien prefiere el negro sobre blanco y los puntos sobre las "íes" a un remolino de emociones, justamente las que rescatan el brillo de los ojos, sonrisas de los bostezos, corazones a los tropiezos y sentimientos.


Muere lentamente quien no voltea la mesa cuando está infeliz en el trabajo, quien no arriesga lo cierto por lo incierto para ir detrás de un sueño, quien no se permite por lo menos una vez en la vida, huir de los consejos sensatos.


Muere lentamente quien no viaja, quien no lee, quien no oye música, quien no encuentra gracia en si mismo. Muere lentamente quien destruye su amor propio, quien no se deja ayudar.


Muere lentamente quien pasa los días quejándose de su mala suerte o de la lluvia incesante. Muere lentamente quien abandonando un proyecto antes de iniciarlo, no preguntando de un asunto que desconoce o no respondiendo cuando le indagan sobre algo que sabe.


Evitemos la muerte en suaves cuotas, recordando siempre que estar vivo exige un esfuerzo mucho mayor que el simple hecho de respirar. Solamente la ardiente paciencia hará que conquistemos una espléndida felicidad.



Pablo Neruda

2 comentarios:

RAmi dijo...

Hoy me aludes!!!

Bueno, primerito una pequeña corrección. Según mi profesor de Historia de la Ingeniería, un tipo con una sabiduría, unas inquietudes y una vitalidad realmente increibles y admirables a su edad (ya no cumple los 70...), lo correcto es 'Ingeniero de Telecomunicación' e 'Ingeniería de Telecomunicación', ambos en singular. Yo, me fiaría...

Referente a tu post, tal vez no lo he leido lo suficientemente despacio, o quizá no haya llegado a entender del todo lo que quieres decir, pero aquí dejo mi opinión:

A veces, por mucho que no queramos y que no nos guste, es necesario controlar nuestros sentimientos con la razón. Personalmente, el día que me dí cuenta de que eso tenía que ser así, y mi cabeza fué mas fuerte que mi corazón, fué el dia que más viejo me hice, pero también más sabio...

Hay que intentar tener separados la razón y los sentimientos, jugar al 'tira y afloja', pero nunca tirar demasiado ni aflojar demasiado porque la cuerda se rompe. Resalto la palabra JUGAR. Disfrutar de este juego que nos hace sentir vivos, porque al fin y al cabo no existe la escoba sin su palo y su cepillo.


Bueno, a ver si sacamos mas tiempecillo para escribir, que ayuda a aclarar nuestros sentimientos y vivencias diarias, y como ya has dicho ahora tienes muchas...

Marcho a dormir, hoy soy yo el que no posteo por comentar aquí ;)


Un abrazo!!!

Lunática dijo...

Pues yo añado un poquito de Benedetti al tema, a ver que te parece:

"No te salves"

No te quedes inmóvil
al borde del camino
no congeles el júbilo
no quieras con desgana
no te salves ahora
ni nunca
no te salves
no te llenes de calma

no reserves del mundo
sólo un rincón tranquilo
no dejes caer los párpados
pesados como juicios

no te quedes sin labios
no te duermas sin sueño
no te pienses sin sangre
no te juzgues sin tiempo

pero si
pese a todo
no puedes evitarlo
y congelas el júbilo
y quieres con desgana

y te salvas ahora
y te llenas de calma
y reservas del mundo
sólo un rincón tranquilo
y dejas caer los párpados
pesados como juicios
y te secas sin labios
y te duermes sin sueño
y te piensas sin sangre
y te juzgas sin tiempo
y te quedas inmóvil
al borde del camino
y te salvas
entonces
no te quedes conmigo

(Mario Benedetti)

Un besote!